Reims, Francia.

 

No será la capital del departamento de Marne, al norte de Francia, pero sí su ciudad más grande y una de las más importantes. Hablamos de Reims, aquella ciudad que bajo los romanos fue el centro de lo que hoy se conoce como Bélgica. Es una ciudad que siempre se ha inclinado por la belleza, conocida por sus bellos manuscritos iluminados de la Edad Media, sus artesanías en marfil tallado y sus impresionantes reliquias de orfebrería que, junto a su Catedral de Notre Dame de Reims, también demuestran la importancia de la religión en la historia de Reims.

Acá se realizó el famoso Talismán de Carlomagno, una de las joyas del catolicismo y se coronó a su hijo, Ludovico Pío, como emperador de Occidente. A partir de ese momento, Reims es conocida por sus coronaciones y su carácter religioso lleno de simbolismo. Pero Reims, es mucho más que religión; es también la capital mundial de la champaña, como los demuestran su Cava Veuve Clicquot Ponsardin y su Champagnes Pommery, dos de las atracciones más destacadas del lugar.

Estas son razones suficientes para hacer un tour en los maravillosos sitios que ofrece Reims, ¿no crees? Acompáñanos a descubrir los tesoros de esta legendaria ciudad francesa visitando tres de sus sitios destacados.