Kohtla, Estonia.

 

Kohtla es una pequeña ciudad situada al oriente de Estonia, a solo ocho kilómetros de la capital del condado Johvi, Oficialmente fue fundada en 1924, tiene aproximadamente 50.000 habitantes de orígenes diversos.

El estonio es el idioma oficial y se utiliza en los documentos oficiales, sin embargo, comúnmente oirás a las personas hablando ruso, pues en toda la ciudad se ve la influencia de los muchos años que Rusia estuvo manejando este país.

La primera civilización de la que se tiene noticia en esta  ciudad data de la alta Edad Media aproximadamente del año 1241. Desde ese entonces ya se sabía que había petróleo en el subsuelo de la ciudad pero su extracción industrial solamente se comenzó a  realizar a partir del siglo XX debido no solo a la falta de instrumentos adecuados sino también a las constantes guerras que hubo de afrontar Estonia. 

En 1919 empieza realmente la explotación petrolera en la ciudad y gracias a ello comenzaron a llegar cientos de trabajadores por lo que se comenzó a extender la ciudad y desde entonces se preocuparon por conservar la ecología para que no se viese afectada la naturaleza por la inminente intromisión del crecimiento industrial.

Durante la postguerra se presentó una gran demanda de pólvora, por lo que Kohtla pasó a jugar un papel importante, pues las fábricas de este material eran abundantes en la ciudad y por ello cada  día se necesitaban más trabajadores, lo que facilitó la migración de familias de toda la antigua Rusia.

Sin embargo, a finales de la segunda guerra mundial ante la destrucción de la ciudad a causa de la guerra los nativos y visitantes terminaron mudándose a las poblaciones cercanas, y aunque no lo creas llegaron a censarse solo 78 habitantes al final de la guerra. Si tomas un tour en español por Kohtla podrás oír muchas historias de las personas que nunca se fueron de la ciudad y tuvieron que ver  su ruina y su gloria posterior.

A partir de allí la ciudad ha venido creciendo y albergando un sin número de turistas de la región pues no sólo es una ciudad Industrial sino que también tiene unos hermosos paisajes, incluso, muchos de los visitantes terminan quedándose a  vivir allí por la conjugación de las diferentes empresas y la naturaleza. Muchos la definen como la ciudad verde de Estonia, lo que es bastante real.

Entre estos tenemos el Acantilado Ontika Limestone , una formación  natural de paisajes asombrosos realmente sorprendentes.

No podemos dejar de mencionar la Cascada Valaste  diseñada como un escape de agua  pero que se ha convertido en un gran atractivo turístico ya que los habitantes de la ciudad  han sabido sacar provecho de ella en los mejores términos y, por supuesto el Sendero de saka Klindimoisa Hiking  uno de los más hermosos y especialmente diseñados para que los amantes de la naturaleza puedan vivir una gran experiencia contemplando paisajes de ensueño.

Acompáñanos a conocer estas tres maravillas que la ciudad de Kohtla tiene para ofrecerte, ya que ha sabido equilibrar el uso racional de los recursos sin dañar la naturaleza.