Qué ver en Florencia en un día

visitas guiadas en español

Ago 11, 2019

Estamos de acuerdo, la Capital del Renacimiento, Florencia, dados sus numerosos atractivos no es una ciudad que se pueda disfrutar completa en un día, se necesitan varios de ellos para admirar sus tesoros, pero también lo sabemos, no siempre se dispone del tiempo para hacerlo, así que te hemos preparado un plan para que aproveches al máximo esas horas que estarás en la Firenze italiana y veas lo im-per-di-ble; seguro después de eso irás pensando en cómo hacerle para regresar por más, así que, ¡toma nota!

 

Santa María Novella, como aperitivo

 

Bueno, aunque prácticamente todo en al casco histórico de Florencia podríamos decir que es arte, sus iglesias son de las máximas expresiones de la creatividad humana, como Santa María Novella, en la plaza del mismo nombre (se llegas en tren a la ciudad, sería de lo primero que vieras), la cual está a tres décadas de cumplir ¡mil años! su frontispicio de mármol te enamorará y es como una preparación para lo que seguirás viendo en la capital de la Toscana. Aquí también vale la pena visitar el Ospedale San Paolo, antiguo convento hoy convertido en museo. Como curiosidad, parte del complejo que una vez fue el convento de Santa María lo ocupa la farmacia más antigua de Europa, también conocida como de Santa María Novella.

 

Piazza del Duomo, demasiado arte por metro cuadrado

 

Muy cerca de Santa María Novella nos encontramos con un espacio de belleza alucinante, la Piazza del Duomo, con su más que espectacular Catedral de Santa María del Fiore, la cuarta iglesia más grande del mundo, cuyo inicio de construcción data del siglo XIII; varios fueron los artistas que trabajaron en ella, desde Arnolfo di Cambio, Giotto (quien diseñó también el Campanario) y Francesco Talenti. Su enorme cúpula, con unos frescos que debes admirar a detalle, de 45 metros de diámetro por 100 de altura es obra de Brunelleschi. El Campanile de Giotto resulta también espectacular, gracias a sus 85 metros de altura y su cobertura de mármol blanco con aplicaciones de colores.

 

Pero no es todo, el Baptisterio de San Juan también es algo especial, se trata del más antiguo edificio de los tres y, además de su rica historia –pues en su púlpito, una grandísima obra de arte, bautizaron a Dante Alighieri y a los Medici–, ahí se encuentran las famosísimas Puertas del Paraíso, de Ghiberti, aunque todo el conjunto es excepcional.

 

Más plazas y palacios

 

A poco más de 200 metros de la Piazza del Duomo se ubica la plaza más grande de Florencia, la Piazza della Repubblica, aquí el punto importante es el Arco del Triunfo; más adelante se levanta el Palazzo Strozzi, una imponente construcción renacentista. Seguimos nuestro recorrido y nos toparemos con un auténtico museo al aire libre (bueno, en realidad Florencia toda es un museo al aire libre, ¿verdad?), la Piazza della Signoria, que es otro lugar emblemático de la capital toscana con sus grandiosos monumentos, como el de Cosme I, la Fuente de Neptuno, y las copias del Marzocco, de Donatello, y el David, de Miguel Ángel, cuyos originales están en el Bargello y en la Galería de la Academia, respectivamente.

 

En esta plaza se ubica una galería de arte a cielo abierto, la Loggia della Signoria o Loggia di Lanzi, espacio que entre sus tesoros exhibe las esculturas Il Rapto de las Sabinas, de Giambologna; Perseo con la cabeza de Medusa, de Cellini; Hércules y el Centauro, de Giambologna, y Patroclo e Menelao, éste arte romano, como otras obras más. No resulta extraño, pues, que aquí en Florencia haya sido el lugar donde se detectó el famoso síndrome de Stendal, ¿verdad?

 

Palazzo Vecchio y Ponte Vecchio

 

En esta misma plaza se levanta otro símbolo de Firenze, el Palazzo Vecchio, un espléndido edificio que hoy alberga oficinas del ayuntamiento y también un pequeño museo; si sigues caminando rombo al río Arno, que es uno de los afluentes que riegan con sus aguas Florencia, te toparás con una maravilla de la ingeniería, el Ponte Vecchio, que según se dice es el puente de piedra más antiguo de Europa, una característica que lo diferencia de otras construcciones son las casas que parecen colgar de sus lados, hoy convertidas en tiendas y joyerías; por suerte, aún lo puedes ver hoy porque fue el único de la ciudad que no fue destruido en la Segunda Guerra Mundial.

 

Cruzando el el puente se yergue otro palacio, el Palazzo Pitti, que alberga el famoso Jardín Boboli, el cual, durante cuatro siglos fue el Palacio Real, del Gran Ducado de Toscana, aquí vivieron los Medici, cuando dejaron el Palazzo Vecchio, mas hoy está convertido también en museo.

 

Santa Croce, si aún tienes tiempo

 

Si aún tienes tiempo (porque la Galeria degli Uffizi está esperándote para que admires los magníficos tesoros renacentistas que exhibe, como parte de este tour: Tour Guiado Por Florencia, que te recomendamos justo para que aproveches al máximo tu estadía en la capital de la Toscana) dirige tus pasos hacia la Chiesa di Santa Croce, iglesia conocida como el ‘Panteón de las Glorias de ItaliaE, pues ahí reposan los restos de grandes personajes, como Maquiavelo, Miguel Ángel, Galileo Galilei, Rossini y otros grandes más.

 

 Qué ver en Florencia en un día

 

la Galería Uffizi

Una vez que la admires retorna tus pasos hacia Piazza della Signoria, pues a la izquierda del Palazzo Vecchio encontrarás la Galería de los Uffizi, uno de los museos más importantes del mundo, donde se exhiben las obras más importantes del Renacimiento, como La Medusa, de Caravaggio; Nacimiento de Venus, de Botticelli; La Anunciación, de Leonardo da Vinci ; Flora, de Tiziano, y La Sagrada Familia, de Miguel Ángel, entre muchas más.

Ahora que si decidiste hacer el recorrido por tu cuenta, siempre es bueno conocer las obras alojadas en esta galería de la mano de un experto; este tour es muy recomendable: Visita Guiada Galeria Uffizi, y ¡es en tu idioma!

Seguro hay otras muchas cosas qué conocer en la capital de la Toscana, y otras sentirás que no las disfrutaste al cien por el poco tiempo que tuviste, así que prepara más días para una visita menos apresurada y, ¿por qué no?, con el propósito también de que te des una vuelta por la región toscana, como este paseo: Tour a San Gimignano Siena y Chianti desde Florencia, ¡en verdad te lo mereces!