visitas guiadas en español

Oct 02, 2019

La capital de la Toscana, Florencia, es un gran atractivo en sí misma, sus tesoros hacen que por sí sola te sean necesarios varios días para conocerla al máximo, pero ¿qué crees?, en sus cercanías atesora rincones de la auténtica campiña italiana que vale mucho la pena conocer y que están a tu disposición en diversos tours, para que los aproveches en tu próximo viaje a la Capital del Renacimiento.

En este espacio te reseñamos tres de estos recorridos, que sin duda te brindarán una rica experiencia, mayor conocimiento y deleitarán al máximo tus sentidos en todos aspectos:

Los tesoros de Pisa

Por su cercanía con Florencia, Pisa, la ciudad que llegó a ser una potencia en el medioevo, es un atractivo que vale mucho la pena conocer, desde su principal emblema, la Torre Inclinada de Pisa, la cual es un referente de Italia para el mundo, esta urbe hay que disfrutarla con calma, a fin de apreciar a cabalidad sus tesoros.

La misma torre, que se ha mantenido erguida durante no menos de seis siglos, es un portento que pareciera desafiar a la gravedad, consta de ocho niveles en cuya cúspide se alza el campanario, y es que justo se edificó para ser el campanile de la catedral pisana.

Duomo y Baptisterio, otros tesoros pisanos

Otra de las riquezas que atesora el casco antiguo de Pisa es, precisamente, la Catedral, también conocida como Duomo, un majestuoso edificio realizado todo en mármol blanco y cuyas arcadas de la fachada siguen su curso por las paredes laterales; deslumbrantes, junto con las puertas de bronce entre las que destaca la Porta di San Rainieri, también son sus interiores, en especial el púlpito, creado entre 1302 y 1311, apoyado sobre columnas y figuras del Arcángel Miguel, Hércules y Cristo, mientras que sus relieves muestran episodios del Nuevo Testamento.

Y un indispensable más es el Baptisterio, que por los años que llevó construirlo muestra dos estilos arquitectónicos, románico y gótico; al igual que Catedral, su tesoro más preciado es el púlpito de mármol, catalogado como una de las mejores obras maestras del románico.

Pisa tiene mucho más que ofrecerte, por fortuna, en este tour podrás conocer sus principales atractivos: Tour a Pisa desde Florencia, y ¡en español!, para que no pierdas detalle.

Tour a San Gimignano, Siena y el valle de Chianti

Conocer la Toscana auténtica, esa que sigue cultivando la vid y elaborando vinos, haciendo los productos como sus antepasados los elaboraban y conservando sus pueblos casi como los divisaban los viajeros hace 500 años es una opción interesante para quien visita Florencia, y dar una vuelta por los pueblos de San Gimignano y Siena, en el valle de Chianti, te dará una perspectiva muy acertada de cómo ha sido el devenir de esta región al paso de los siglos, de modo que contrata tu tour aquí: Tour a San Gimignano Siena y Chianti desde Florencia y disponte a darle gusto a vista, tacto, oído, olfato y paladar.

El primer punto del recorrido es San Gimignano, un pintoresco pueblo amurallado cuyos orígenes se remontan a la Edad Media; también conocido como ‘la Ciudad de las Mil Torres’ fue declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1990. El sobrenombre se debe a que llegó a tener 72 torres medievales, las cuales eran como un símbolo de nobleza y estatus para sus moradores acaudalados, hoy sólo quedan en pie 14 de ellas, que para su tamaño, en realidad son muchas.

Ve con ganas de probar los productos de la región, pues una vez que recorras el pintoresco pueblo, con su Piazza Duomo, viene el turno para degustar en alguna bodega un buen vino de la región, acompañado de un reconfortante almuerzo compuesto de la tradicional pasta, embutidos, bruschetta, quesos y dulces típicos.

Siena y su armonioso trazado

Ya bien fortalecido cuerpo y espíritu, la siguiente parada es para visitar la ciudad de Siena, ahí los puntos a conocer son, desde luego, su Catedral, un hermoso edificio de mármol blanco con detalles en azul que te maravillará, sobre todo, cuando accedes a su interior, ricamente decorado (sólo para que te des una idea, Il Altar de San Piccolomini exhibe cuatro estatuas de Miguel Ángel: San Pablo, San Pedro, San Pío y San Gregorio).

Otro punto por demás interesante en Siena es el Palazzo Pubblico, que data de 1310, con su enorme Torre de Mangia, que tiene 102 metros de altura; sube a ella para que obtengas unas maravillosas vistas de la ciudad. El Palazzo está en la Piazza Il Campo, considerada una de las mejores plazas medievales de Europa y donde dos veces al año se realizan las carreras de caballos denominadas Palio di Siena, que enfrentan a representantes de los barrios de la ciudad.

Ya como cereza del pastel de este interesante viaje, antes de regresar a Florencia te espera un lugar que pareciera set cinematográfico de película, bueno en realidad sí han filmado ahí varias cintas, se trata de la espectacular fortaleza de Monteriggioni, una villa protegida por una muralla con 14 torres; algo digno de resaltar en este lugar es lo bien cuidadas que están sus casas de piedra.

Montalcino, Pienza y Montepulciano

Este es otro recorrido por poblaciones toscanas que te encantará, aquí saldrás de Florencia primero hacia la histórica ciudad de Montalcino, fundada en el siglo XII sobre las ruinas de una iglesia que, según cuenta la historia, el emperador Carlomagno erigió en el siglo VIII. Entre sus atractivos principales está la Fortezza, a la que también le llaman la Roca, un fuerte de piedra con cinco estupendos torreones que en tiempos pasados cumplió a cabalidad con sus funciones de defensa, hoy, por fortuna ya en tiempos de paz, alberga la Enoteca La Fortezza, donde tendrás oportunidad de probar los mejores vinos de la región y, por qué no, llevarte alguno a casa.

Como en el anterior tour, para hacer este es bueno que lleves el estómago preparado para disfrutar los vinos y las viandas que aquí te ofrecerán; entre los sitios dignos de visitar (lo que, además, te servirá para digerir lo consumido) están la pequeña Iglesia de San Egidio y la Piazza del Popolo, con su estrecho Palazzo dei Priori, un edificio del siglo XIII-XIV, erigido con piedra y ladrillo.

La monumental Pienza y sus deliciosos quesos

El anhelo de una población perfecta que un día tuvo el Papa Pio II es en lo que hoy se ha convertido Pienza, declarada patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996, y cómo no sería así si todo en ella es belleza, sus palacios, el trazado de sus calles medievales (cuya historia te contará tu guía en este, que es un tour muy recomendable: http://www.rodandoporelmundo.com/la-toscana-iii-montalcino-pienza-montepulciano/) y sus preciosas vistas al valle de Orcia.

El punto neurálgico aquí es la Piazza Pio II, a la que se accede caminando por el Corso il Rossellino; flanqueada por tres imponentes construcciones, la Catedral de Santa María Assunta, el Palacio Piccolomini y el Palacio Borgia. Frente a la Plaza también se levanta el Palazzo Pubblico, sede del Ayuntamiento. Date una vuelta por sus callejuelas y no te olvides –aunque su olor todo el tiempo te invitará a degustarlo– de disfrutar de un buen trozo de queso pecorino, un manjar que es la estrella gastronómica en este lugar.

La medieval Montepulciano

Para cerrar el recorrido, el último punto de este tour es Montepulciano, esperamos que hayas repuesto energías y todavía tengas pila, así estarás preparado para conocer esta localidad cuyo trazado es de estilo medieval con algunos edificios de estilo renacentista, pero que al recorrerla necesitarás algo de condición física, pues sus cuestas son un poco más pronunciadas, aunque bien vale la pena, como cuando llegues a su corazón, la Piazza Grande, donde se erige la Catedral de Santa María Assunta, y el bellísimo Palazzo Comunale, donde está el poder político de la ciudad.

Recorre con calma Montepulciano y no olvides buscar los mejores lugares para tomar unas fotos del espléndido paisaje de la Toscana, tómate otra copa del excelente vino de la región y disponte a regresar a Florencia.

Soporte 24x7 ¿dudas?