visitas guiadas en español

Sep 30, 2019

Una ciudad que ha pasado de la grandeza a la decadencia y vuelto a tomar auge, del símbolo del esplendor del imperio británico a la pesadumbre de la posguerra, pero hoy boyante, en pos de retomar sus glorias, esa es Glasgow, que aunque no es tan turística como su hermana y eterna rival, Edimburgo, para muchos representa más la forma de ser del escocés; así es que, si viajas a Escocia y tienes un día libre, aprovéchalo para conocer esta urbe, la más grande del país de las gaitas.

Para ello aquí te vamos a proponer un itinerario que, aprovechando que las terminales de autobús y tren están en el centro, el guía, que hablará tu idioma, te esperará justo en esa zona, a modo de aprovechar al máximo el día.

 

Empezamos en GOMA

Como apuntamos arriba, para sacarle jugo a las horas que estarás en Glasgow el tour inicia por la mañana, y el primer punto a conocer es la Gallery of Modern Art; es decir, el Museo de Arte Contemporáneo de la Ciudad de Glasgow, un auténtico referente para quienes gustan de este estilo artístico; por cierto, en la planta baja está la oficina de turismo, por lo que aprovecha para pedir por lo menos un mapa e información de la ciudad, seguro te servirá. Enfrente del edificio se levanta un monumento que seguro te causará curiosidad, es la estatua del duque de Wellington, que tiene un cono de tráfico en la cabeza por sombrero, seguro tu guía te platicará su singular historia.

 

George Square  y el Ayuntamiento

De aquí, el recorrido sigue por la calle Queen Street, sube un poco y pronto llegarás a George Square, la principal plaza de la ciudad erigida hace trecientos años y donde se asienta el Ayuntamiento, en el conjunto denominado Glasgow City Chambers, construido en 1888 en un estilo arquitectónico propio de la época victoriana. Si tu visita es un día de lunes a viernes, tienes la opción de hacer un recorrido gratuito por el lugar, vale la pena porque atesora varias obras de arte, pregunta en la entrada.

¿Ya recorrieron la plaza?, bueno ahora hay que dirigir los pasos por una de las calles laterales, bajar unas cuadras y ya estarás en Merchant City, el barrio central; aquí te llevarán a conocer el Glasgow Police Museum, donde conocerás la historia del cuerpo policial más antiguo del Reino Unido, pues se fundó en 1779 ¡hace casi dos siglos y medio!

Para finalizar la primera parte del recorrido, el punto a conocer es la Glasgow Cross, una cruz que se levanta en la confluencia de cinco arterias citadinas: Gallowgate, High Street, London Road, Saltmarket y Trongate, que es donde se ubicaban las Cámaras de Consejo de Glasgow desde la Edad Media, cuyo edificio colapsó por un incendio en 1926 y que anteriormente era el centro de la ciudad.

 

Hora de comer

Bueno, después de esta caminata como que hace falta reponer fuerzas, por fortuna aquí en la zona de Merchant City hay muchos restaurantes casi para todo tipo de presupuestos y de muy diversas influencias (recuerda que el Reino Unido ha tenido injerencia en muchas partes del mundo), e incluso lugares que venden comida para llevar –tienes este tiempo libre para elegir, e  incluso el guía podría proponerte algún sitio– pero lo que si esto será tu caso, la recomendación es que disfrutes tu comida en Glasgow Green, el parque más grande de la urbe y también el más antiguo, pues tiene algunos sitios por demás interesantes para conocer, como la fuente de terracota más grande del mundo.

 

Glasgow por la tarde

Una vez con las energías renovadas seguimos nuestro tour por el casco histórico de Glasgow y su monumento más emblemático, la Catedral de San Mungo, el único templo de la Edad Media que se mantiene en pie de Glasgow y esto se debe a que se cambió su vocación de iglesia católica a protestante luego de la reforma religiosa que se dio en Escocia.

De aquí sube la colina que está justo atrás de San Mungo y llegarás a la famosa Necrópolis de Glasgow, un cementerio donde se enterró a la crema y nata de la sociedad victoriana, por cierto el más grande de Europa y donde se inhumaron unas 50 mil cuerpos, aunque sólo hay aproximadamente 3 mil 500 lápidas, eso sí, algunas toda una obra de arte.

 

Buchanan Street, ¡hora de las compras!

La ruta sigue por Catedral Street hasta llegar a Buchanan Street, el auténtico centro neurálgico de Glasgow, ahí encontrarás una enorme cantidad de tiendas de las más prestigiadas, así como muchos artistas callejeros, la tercera ciudad del Reino Unido tiene el segundo lugar como preferida para las compras y esta calle es la que concentra la mayor variedad de tiendas.

De aquí al siguiente punto a conocer hay alguna distancia, así que te estará esperando el vehículo para llevarte a uno de los sitios que tienes que conocer sí o sí en este completo tour.

 

La Universidad de Glasgow

Sí, al terminar el recorrido tendrás ante ti un peculiar conjunto de edificios de estilo neogótico que parecen sacados de una novela como las escritas por J.K. Rowling (si ya estás en Escocia y eres fan de la saga de Harry Potter, este tour seguro te interesará: Tour Harry Potter y los Castillos de Inglaterra, se trata de la prestigiosa Universidad de Glasgow, una de las más antiguas de Escocia y calificada entre las 100 mejores del mundo. Tiene una increíble torre, la cual, por desgracia sólo puede visitarse los viernes, pero si vas otro día tienes la oportunidad de visitar la Hunterian Art Gallery; ahora bien si lo prefieres, el guía te llevará a la famosa Ashton Lane, una de las calles más pintorescas de la ciudad.

 

Kelvingrove Museum

Ahora, a unos pasos de la universidad se levanta otro lugar imprescindible, el Kelvingrove Museum, un espectacular edificio que alberga una de las mayores colecciones de arte de Europa, entre ellas, obras de Rembrandt, Van Gogh y Dalí, así como piezas arqueológicas egipcias y de ciencias naturales, ¡incluso un elefante disecado!, bueno, por algo es uno de los más visitados de Escocia.

Ya para finalizar el recorrido no puede faltar que te lleven a los márgenes del río Clyde, el cual parte en dos la ciudad, para que admires los edificios, como el SSE Hydro y el Auditorio Clyde, así como sus magníficos puentes, como el Tradeston, el South Portland Street y el Clyde Arc.

 

Por la noche

Si piensas quedarte en Glasgow más tiempo o incluso a dormir ahí, la opción recomendada es que vayas a tomar la copa en alguno de los pubs, como el The Horse Shoe, que presume de tener la barra continua más grande del mundo, el Old College Bar, el más antiguo de la ciudad, o bien si te late la música celta o quieres conocer más de este ritmo típico de Escocia, buenas opciones para ello son el Ben Nevis, Babbity Bowster y The Clutha.

Igual si te quedó tiempo, una excelente alternativa es que admires los impresionantes grafitis que hay plasmados por toda la ciudad, se trata de auténtico arte urbano que no te puedes perder.

Si aquí te parece interesante el recorrido, imagínate ya hacerlo, y en tu propio idioma, que es lo mejor, como este tour, Tour a Oban y Lago Lomond Desde Glasgow , que te llevará a algunos de los sitios más bellos de Escocia. ¡No te los pierdas!

Soporte 24x7 ¿dudas?