facebook tu experiencia

Qué ver en Estambul en un día

visitas guiadas en español

Ago 12, 2019

Turquía se encuentra en la península de Anatolia, que se ubica en el extremo oeste de Asia. Limita con Bulgaria, Grecia, Georgia, Armenia, Azerbaiyán, Irán, Irak y Siria. El país tiene muchas curiosidades interesantes, y si tienes la intención de viajar, pasar unas vacaciones allí o simplemente visitar Turquía, esta guía para Estambul sin duda te servirá.

 

En la ciudad de Estambul se encuentra uno de los centros comerciales más antiguos y más grandes del mundo, el Gran Bazar de Estambul o Kapalı Çarşı. Es casi imposible explorar todo lo que contiene. Según “Travel + Leisure”, el Gran Bazar fue la atracción número uno del mundo en 2014, atrayendo a más de 91 millones de personas.

 

Oriente se ha encontrado con Occidente en Estambul durante milenios. El poderoso río Bósforo y da nueva vida a una ciudad antigua. Aquí te mostramos cómo pasar un día perfecto explorando las famosas calles de Estambul, desde sus icónicas mezquitas hasta los bulliciosos mercados.

 

Mañana

 

Dirígete a Ortaköy, en las afueras de Estambul, y siente la brisa fresca de la mañana en tu piel mientras la luz salpica la Mezquita de Ortaköy y el Puente del Bósforo. Visita este lugar tranquilo antes de que lleguen los turistas y detente para almorzar en uno de los pequeños cafés que bordean la costa.

 

Luego toma un taxi hasta la plaza Taksim, un centro histórico de activismo político en el corazón de Estambul. Echa un vistazo al Monumento de la República, que conmemora la fundación de la Turquía moderna hace casi un siglo. La plaza también es un gran lugar para observar a la gente, ya que conecta gran parte de la ciudad.

 

Toma un tranvía en la plaza Taksim y recorre İstiklal Caddesi, una calle comercial peatonal que bulle de actividad. Estos tranvías rojos brillantes son ruidosos y llenos de baches, pero no hay mejor manera de sentirse como un local que viajar en uno de estos hermosos y nostálgicos tranvías de Estambul. Recuerda que la compra de un boleto de tranvía te permite subir y bajar cuando lo desees. Aproveche esto para explorar las muchas arcadas antiguas que se ramifican desde İstiklal Caddesi. Sigue la corriente de personas que deambulan por estos pasillos oscuros y frescos llenos de artículos de cuero, especias y recuerdos. Bájate en el barrio de Galata y visita la Torre de Galata, la cual data del siglo XIV, y es una de las más antiguas y altas de Estambul, que además ofrece vistas panorámicas de la ciudad.

 

Tarde

 

Toma el puente que conecta Galata con el casco antiguo. Este lugar idílico ofrece vistas del horizonte de Estambul y está lleno de cientos de pescadores. Asegúrate de detenerte en uno de los restaurantes flotantes para tomar un sándwich de pescado (balık ekmek), un favorito local.

 

La siguiente parada es el Gran Bazar, el mercado de Estambul en donde la gente ha comerciado durante cientos de años. Pasea por los estrechos pasillos y asegúrate de mirar los hermosos frescos del lugar.  Luego dirígete a Sahaflar Çarşısı. Incluso si no estás obsesionado con los libros, vale la pena explorar este mercado, sobre todo por los lindos gatos callejeros que son tratados aquí como conciudadanos. Además, los amantes de la literatura se perderán entre las pilas de todo tipo de títulos, sobre todo en árabe e inglés.

 

Noche

 

Ninguna visita a Estambul estaría completa sin ver la Mezquita Azul y Hagia Sophia, una antigua basílica ortodoxa griega y más tarde una mezquita imperial otomana. Desde 1935, la iglesia de Santa Sofía, que alguna vez fue el edificio más grande del mundo, ha sido un museo, y entrar en este espacio cavernoso es una experiencia increíble.

 

No hay mejor manera de terminar un día en Estambul que viendo la puesta de sol desde la Mezquita Süleymaniye o el Puente del Metro Golden Horn. Las puestas de sol aquí no tienen comparación. También puedes reservar una velada privada en Estambul, con cena incluida, aquí Estambul de noche.

 

Vida nocturna en Estambul

 

En las noches calurosas, una terraza en la azotea es ideal. Una gran opción es el “360”, un bar, restaurante y club ubicado en el distrito histórico de Misir en Istiklal. “Babylon” es otro lugar popular en Estambul, con música en vivo; éste se encuentra ubicado en la región de Tünel, y puedes disfrutar de presentaciones de jazz y música electrónica.

 

Si quieres estar cerca de lo mejor de la vida nocturna de Estambul, “Chambers of the Boheme” se encuentra en el animado distrito de Taksim. Sus propietarios han dedicado una gran atención a los detalles, y sus habitaciones están elegantemente decoradas.

 

¿Cuál es el mejor momento para visitar Estambul?

 

La época más agradable del año para aquellos que planean una visita a Estambul y desean condiciones climáticas favorables es, sin duda, la primavera, que se extiende desde abril hasta mediados de junio. Las temperaturas más suaves y los días hermosos de ésta época son excelentes para aquellos a quienes les gusta fotografiar. Sin embargo, también suelen recurrir muchos turistas a Estambul en los meses de septiembre y octubre, es decir, a mediados del otoño.

 

Por otro lado, julio y agosto son meses muy ocupados en la ciudad, ya que alberga una gran variedad de festivales durante este período. También es bueno saber que esta temporada es de intenso calor. Aquellos que disfrutan del frío deben optar por ir en el mes de noviembre, recordando que siempre se debe tener en cuenta la probable caída de nieve, cuestión que se vuelve más intensa durante el invierno. También es importante que los visitantes estén al tanto de las fechas de las fiestas religiosas en Turquía, cuando las horas de visita de algunos lugares importantes pueden ser más cortas.

 

Además, Estambul cuenta con una de las escenas de arte más emocionantes de Europa. La animada Bienal Internacional de Estambul, la cual es una fuente de inspiración para la multitud internacional de arte, y que actualmente se encuentra entre las principales exposiciones de arte contemporáneo del mundo.

 

Otro dato curioso de Turquía, es que se cree que aquí se sembraron las primeras semillas que dieron comienzo al mundo de la agricultura. Los historiadores creen que la agricultura comenzó en estas tierras hace unos 11,000 años.