Concurso Bloggers



visitas guiadas en español

Jul 17, 2020

 

Como el principal destino en América Latina y uno de los más importantes en el mundo, el turismo responsable en la Riviera Maya se ha vuelto indispensable para que este paraíso permanezca en el tiempo.

El turismo responsable implica que, durante todo nuestro viaje, mantengamos un compromiso con el entorno y el medio ambiente, generando siempre un impacto positivo.

Este concepto ha ganado popularidad durante los últimos años con la finalidad de fomentar el respeto y empatía con la cultura, la gente y sobre todo el medio ambiente de cualquier lugar que visitamos. Para ello, cada uno de nosotros como visitantes, debemos adoptar una actitud de compromiso y respeto con el entorno y, de la misma manera, exigir este compromiso por parte del resto de los visitantes. 

¿El objetivo final?, conservar el destino turístico tan agradable y bello como lo encontraste por muchos, muchos años más.

Situación actual de la Riviera Maya

El flujo de visitantes en la Riviera Maya se ha elevado hasta a 42 millones por año, ganando popularidad rápidamente alrededor de todo el mundo. 

Dado este fenómeno, la región cada vez va perdiendo más su capacidad de permanecer en el tiempo, es decir, sus atractivos turísticos y recursos naturales se van agotando y la zona continúa creciendo en un modelo poco sustentable.

Los sitios con mayor riesgo de perder esta longevidad y que actualmente se consideran focos rojos, son también los más concurridos:

Cancún

La ciudad de Cancún es el sitio de la Riviera Maya más visitado por excelencia. Prácticamente todos los visitantes extranjeros aterrizan aquí y es la zona con mayor cantidad de resorts, lujosos hoteles, exquisitos restaurantes (véase también los mejores mariscos de la Riviera Maya) y casinos de toda la región.

Su alta popularidad y flujo de visitantes han generado en Cancún un crecimiento exponencial acelerado acompañado de problemas de inseguridad, contaminación y fragmentación social que han disminuido considerablemente sus condiciones que originalmente eran tan atractivas.

Playa del Carmen

Inicialmente Playa del Carmen se consideraba un sitio tranquilo y apto para quien prefería de un ambiente familiar y relajado, lejos de la multitud y el bullicio de Cancún. Sin embargo, fue ganando popularidad rápidamente y ahora es una de las zonas más visitadas de la Riviera.

El crecimiento acelerado, acompañado de una pobre gestión urbana han colocado a Playa del Carmen dentro de los focos rojos en el tema de sustentabilidad.

Tulum

Característico por su ambiente relajado y un entorno natural inigualable, Tulum ha ganado popularidad de manera acelerada en los últimos años. Sin embargo, la infraestructura del municipio pareciera no ser suficiente para atender a un flujo de visitantes tan grande, generando serios problemas de sustentabilidad.

Zonas arqueológicas

Las zonas arqueológicas son uno de los principales atractivos turísticos de la Riviera Maya y la cantidad de personas que las visitan crece año con año.

Desafortunadamente, no todos los turistas tienen el mismo nivel de compromiso en estas visitas, por lo que estas zonas han sufrido cierto nivel de contaminación e incluso deterioros en algunos de sus edificios y, aunque hay personas dedicadas exclusivamente a la seguridad y preservación de estas zonas, su cuidado y limpieza se hace muy complejo.

Un ejemplo es Chichén Itzá. Anteriormente, era posible subir su pirámide principal y entrar a contemplar la majestuosidad de dicho monumento, sin embargo, con el alto flujo de personas después de ser nombrada una de las 7 Nuevas Maravillas del Mundo, el ingreso a la pirámide fue restringido (véase datos y tips para viajar a la Riviera Maya).

¿Qué puedo hacer como turista para aportar a la sustentabilidad de la Riviera Maya? 

Aunque algunos proyectos importantes para apoyar la sustentabilidad y el rejuvenecimiento de la región están ya en marcha, el impacto más importante es el generado por sus visitantes.

Investigar e informarse sobre la zona a visitar, el uso responsable de los recursos naturales, el uso de transportes poco contaminantes, el cuidado del ecosistema, el consumo de productos y servicios locales y el uso de productos biodegradables son solo algunas de las actividades que podemos realizar como turistas (y como locales en nuestra propia ciudad) para ayudar a preservar este paraíso natural.

Adoptar una actitud de compromiso y respeto por el entorno en cada lugar que visitamos es clave para que la Riviera Maya sea preservada y podamos seguir disfrutando de sus bondades.

Queremos que esta joya de la naturaleza prevalezca por mucho, mucho tiempo más y el turismo responsable en la Riviera Maya es la herramienta para lograrlo. ¡Pon tu granito de arena!