Concurso Bloggers



visitas guiadas en español

Jul 17, 2020

 

Al ser una zona única y de las más espectaculares en el mundo, hay una serie de cosas que verás en la Riviera Maya y no podrás ver una ninguna otra parte.

Y es que en esta región del país tienes acceso a zonas arqueológicas, arrecifes, parques acuáticos, flora y fauna espectacular, además de los mejores hoteles, restaurantes, tiendas y antros del mundo.

Pero sin importar qué distancia hayas recorrido para llegar a la Riviera Maya, sabemos que querrás ser testigo de experiencias únicas a las que no tendrías acceso en tu ciudad o en alguna otra parte del mundo y créeme, las hay. Y no solo son únicas, también son de las más increíbles que podrás llegar a ver.

1. La noche de Kukulcán – Chichén Itzá

Chichén Itzá es uno de los lugares más espectaculares y concurridos de la Riviera Maya, y no es para menos, desde que aparece en la lista de las nuevas 7 maravillas del mundo, Chichén Itzá está en los destinos deseados de cualquier viajero.

Una visita a Chichen Itzá siempre valdrá la pena, independientemente de la hora del día, sin embargo, nada te dejará más impresionado que el evento nocturno “La noche de kukulcán”. 

Al caer el sol, esta zona arqueológica te deleita con increíble espectáculo en el que relata una de las más emblemáticas leyendas mayas. Mientras escuchas la sorprendente historia, la pirámide de Kukulcán se ilumina con proyecciones que te harán sentir parte de la leyenda y te dejarán con la boca abierta.

Algunas agencias ofrecen paquetes que incluyen una cena en el lugar, el traslado desde y hacia el hotel, un recorrido nocturno por la zona arqueológica, entre otros servicios que podrás consultar con la agencia de tu preferencia (léase también datos y tips para viajar a la Riviera Maya).

2. Cenotes

Los cenotes son grandes pozos de agua natural resultado de colisiones de roca y que en tiempos ancestrales eran utilizados para realizar rituales y sacrificios de la cultura Maya.

Aunque los cenotes pueden ser encontrados en otros países como Australia o República Dominicana, la Riviera Maya se caracteriza por tener el más grande sistema subterráneo de cenotes en el mundo, interconectados unos con otros y que permiten a los visitantes tener acceso a hermosas piscinas naturales de agua mineral.

Desde la península de Yucatán hasta Belice, los cenotes abundan y pueden ser visitados por los turistas para tomar fotos increíbles, darse un chapuzón y contemplar una de las más bellas joyas de la naturaleza.

Eso sí, antes de visitar un cenote hay que ser muy cuidadoso en no llevar ningún tipo de bloqueador, crema o aceite en la piel, ya que no queremos contaminar sus aguas cristalinas y alterar sus armoniosos ecosistemas (véase también cómo cuidar el medio ambiente en la Riviera Maya).

3. Xcaret y su Travesía Sagrada maya

Xcaret es el parque natural más emblemático de México y uno de los más elogiados alrededor del mundo.

Con acuarios de arrecife de coral, mariposario, aviario, nado con tiburones, mantarrayas y ríos subterráneos, en Xcaret encontrarás todas las bellezas naturales de la Riviera Maya y del Caribe en un solo lugar.

Como si la visita a Xcaret no fuera en sí misma una experiencia increíble, el parque recrea, en el mes de mayo, una de las peregrinaciones más emblemáticas de la era prehispánica: La travesía Sagrada Maya.

Con canoeros mayas remando a la Isla de Cozumel para adorar a la diosa Ixchel, esta experiencia única te hará vivir en carne propia uno de los rituales más importantes en la cultura Maya.

¿Quieres intensificar la experiencia?, también puedes inscribirte como canoero y entrenarte seis meses previos al evento para tú mismo ser parte del ritual. ¡Solo los más audaces y aventureros aceptarán el reto!

4. Zona arqueológica de Tulum

La Riviera Maya se caracteriza, entre otras cosas, por tener algunas de las zonas arqueológicas más impresionantes de la Tierra y, aunque Chichén Itzá es el lugar más popular, no es la única zona arqueológica que vale la pena visitar.

A aproximadamente hora y media del aeropuerto internacional de Cancún, se encuentra una de las joyas arqueológicas mayas más bonitas, Tulum. Junto al mar Caribe, rodeados de arena blanca y acompañado manglares y agua color turquesa, se encuentran los restos de este importante puerto de la cultura Maya. 

Tulum es una de las últimas ciudades mayas construidas y una de las mejor preservadas, ofreciendo una combinación de arquitectura, historia y belleza natural que no encontrarás en ningún otro lugar del mundo.

5. Ritual en spa Maya

A escasos 20 minutos de la zona arqueológica de Tulum, se encuentra uno de los spas más únicos y originales de la región, el Mayan Clay spa. 

Ideal para aquel que quiera pasar una experiencia con esencia totalmente maya y con ingredientes tomados directamente de la naturaleza.

Imagina 3 horas de un ritual que comienza con un masaje energizante en tu cuello y hombros, seguido de un baño de barro Maya en el que eliminarás todas las toxinas y tu piel quedará suave y purificada, mientras disfrutas de un entorno con decoración ancestral y repleto de vegetación.

Y estas son solo algunas de las espectaculares cosas que verás en la Riviera Maya. Lo que sí te puedo decir es que hasta no vivir completo este listado, tendrás pretexto más que válido para regresar a la Riviera Maya una y otra vez. ¿Qué opinas, se antoja hacer el viaje no?