Concurso Bloggers

Dundalk, Irlanda.

 

 

Este pequeño pueblo cerca de la frontera con Irlanda del norte, a medio camino entre Dublín y Belfast tiene una gran historia y legado cultural, pues se dice que aquí nació la leyenda del mítico héroe guerrero Cú Chulainn, quien es una figura muy importante en el folklor y la mitología local. Según dicen algunas fuentes e historiadores, este héroe guerrero dio pie a gran parte de las historias de batallas y heroísmo de la mitología irlandesa antigua.

Curiosamente, este héroe mitológico comparte muchas similaridades con otros héroes de culturas totalmente distintas; por ejemplo, las historias de Cú Chulainn y Hercules, de la mitología griega, son similares ya que ambas tratan sobre héroes mitad dioses que son capaces de hazañas imposibles para los humanos normales, y además ambos personajes comparten historias de tragedia familiar. Es cierto que esos temas son recurrentes en los legados de estos héroes ficticios, pero a pesar de que no existe evidencia de una relación posible entre estos personajes, los parecidos son remarcables.

Es posible encontrar una enorme evidencia de que este poblado fue habitado desde hace miles de años, ya que cerca del pueblo se encuentra el Proleek Dolmen, un monumento de roca primitivo que indica que la zona fue poblada antes de la llegada de los primeros pueblos celtas. La cultura celta llegó a Irlanda antes de la época de cristo, y permanecieron allí durante más de un milenio, dejando gran parte de su cultura y su legado folclórico para los irlandeses que luego allí se establecieron desde territorios normandos.

Se dice que durante el siglo XII llegaron señores y ejércitos normandos, desde el norte de Francia, a colonizar estas tierras al norte de Inglaterra, y allí ejercieron su dominio durante muchos siglos. Este domino fue mucho más significativo que el de culturas anteriores ya que gracias a estos, estilos de arquitectura, influencia religiosa y avances en cuestiones de comercio y economía fueron implementados en estas tierras. Esto es especialmente notorio en algunas construcciones y fortalezas antiguas, que claramente demostraban una influencia francesa medieval innegable.

Posteriormente, el dominio de estas tierras pasó a manos de nobles irlandeses, quienes se disputaban dicho dominio con cierta frecuencia. El derecho real de estos nobles era concedido por el trono de Inglaterra, quienes dominaban los terrenos irlandeses a través de familias a quienes les eran concedidas dichos derechos. Es gracias a estas familias que el diseño del pueblo hoy en día luce así, ya que estas tomaron influencias europeas del renacimiento y las aplicaron para modernizar el pueblo.

El diseño de los pueblos medievales era simple y a menudo era poco eficiente para el transporte, ya que complicaba el diseño de calles y carreteras. Los nobles irlandeses notaron esto, y ordenaron demoler viejos muros y fortificaciones innecesarias del centro del pueblo, e hicieron construir caminos que conectaran todo el pueblo con la plaza principal. Esto influyó en gran medida en el crecimiento económico del pueblo, que se mantuvo constante hasta los conflictos civiles irlandeses del último siglo, que a partir del año 2000 se calmaron, permitiéndole al pueblo de Dundalk una vez más seguir en su prospero camino.

Debido a esta gran historia, Dundalk es conocido como un pueblo muy rico en cultura y herencias, lo que lo convierte en un lugar de mucho interés para sus visitantes. Sus viejos edificios, y su hermoso paisaje verde son algunas de las principales razones por las que el turismo local es popular; otra razón de esto son los escenarios deportivos con que cuenta el pueblo, como el Estadio de Dundalk , donde desde hace muchos años se celebran importantes torneos de carreras de galgos y de caballos.

También, en un terreno cercano al pueblo, y construido en lo que solía ser la casa Stephenstown, podemos encontrar el Parque Natural Stephenstown Pond , un parque hermoso y muy bien cuidado que recibe visitantes durante todo el año. Aquí los visitantes que vienen en excursiones desde Dundalk hacen tours en los terrenos del parque, donde pueden encontrar estanques, prados y espacios de recreación. Además, al ser un parque natural, las entradas en el parque tienen un costo mínimo, destinado al mantenimiento del espacio.

Otro sitio local muy interesante, y que además es una excelente combinación de lugar natural y sitio histórico, es la Colina de Faughart , donde es posible encontrar ruinas de edificaciones medievales cristianas de los primeros pobladores del área. Los turistas que vienen a hacer tours en la colina se interesan por lo general por el largo historial bélico que este sitio ha visto, y que le ha dado cierto estatus como lugar de gran importancia para la historia local. Por otro lado, este sitio es un destino de peregrinación donde los creyentes cristianos hacen excursiones en grandes grupos, ya que aquí yacen importantes figuras religiosas.