Concurso Bloggers

Brest, Francia.

 

Una ciudad con una historia marítima que cuenta a través de sus calles, edificios y monumentos a todos sus visitantes. Brest es una de las metrópolis más encantadoras de Francia. Su pasado pesquero se denota en cada pequeño detalle del lugar.

Rodeada de agua y con un hermoso puerto, esta bonita urbe nos atrae hacia ella con sus maravillosos encantos.

La hermosa ciudad francesa, ubicada en la conocida región de Bretaña, está abierta completamente al turismo durante todo el año.

Con aspiraciones a ser una gran urbe, te sorprenderá por sus importantes lugares icónicos, que quedaran guardados en tu memoria para siempre.

Sin lugar a duda, Brest abre sus puertas a todo el mundo con atractivos turísticos múltiples para todas las edades y géneros, no hay pretextos para no visitarla.

Si eres un romántico empedernido, sus mágicos muelles te cautivaran, si vas acompañado de niños, el Estanque Valle del Alar y los diversos acuarios son una fabulosa opción para divertirte, si lo que buscas es un poco de tiempo a solas, puedes pasear por el castillo y visitar el Museo Nacional Marino que se encuentra dentro o simplemente conocer la historia de Brest en la Mediateca de Los Talleres Capuchinos.

Gracias a la práctica común de la pesca, tu paladar quedara agradecido con los exquisitos mariscos y pescados bretones típicos del lugar. Además, son completamente frescos, lo que les da un sabor a Brest y si no eres fanático de los mariscos no te preocupes, pues las crepas del lugar sin lugar a duda se distinguen de las del resto del mundo por su sazón.

Una excursión a Brest es lo que necesitas para relajarte, divertirte, descubrir y degustar platillos únicos en el mundo. ¡Reserva tu tour a Brest ahora!